Por qué tu empresa necesita un blog

Toda compañía, se encuentre en el rubro que se encuentre necesita un blog, pero ¿para qué?

Un blog, es una plataforma muy simple de usar y que tampoco te demandará gran tiempo y es parte fundamental de tu estrategia de marketing.

El blog puede estar en el mismo sitio de nuestro dominio principal, por ejemplo:

  •  miempresa.com/blog
  • blog.miempresa.com

En el blog podrás escribir y dar a conocer lo más importante sobre tu empresa, productos o servicios, pero ¡ojo! No es solo para dar a conocer las noticias sobre tu empresa, sino que también DEBES entregar información relevante relacionadas con tu rubro.

Por ejemplo, supongamos que tiene un gimnasio, para el blog del gimnasio podemos escribir artículos tales como:

  • Mejores ejercicios para bajar de peso
  • Ejercicios recomendados para aumentar la masa muscular en hombres
  • Minutas de alimentación para maratonistas
  • Cantidad de proteínas diarias que debería comer una mujer que quiere mejorar su tono muscular.

Si bien no son artículos relacionados directamente con tu gimnasio, estos sí son relevantes para tu potencial cliente o los que van a entrenar constantemente a él.

En el caso de una tiendas para bebés y niños, algunas ideas serían:

  • Cómo estimular a un bebé en para comenzar a gatear
  • Libros adecuados para introducir a un niño al mundo de la lectura
  • Maneras correctas para calentar el biberón
  • Cómo calmar las rabietas de un niño

Las ventajas de tener un blog, es la gran cantidad de potenciales clientes que pueden llegar a tu página web a través del blog, para esto los artículos deben estar muy bien escritos. Si no sabes escribir hay redactores especializados que podrán redactar un muy buen artículo por unos poco dólares.

Un blog además te posiciona como un referente en tu industria ¿quieres ser un negocio líder en tu localidad, ciudad e incluso país? demuéstralo y ¿cómo se logra esto? escribiendo en un blog, la gente se dará cuenta que sabes y te tomará como un referente.

Puedes contar tu historia, cómo fundaste tu empresa, qué te llevó a hacerlo, lo que has pasado, sobre los valores de tu negocio, la historia de algún empleado que haya partido muy joven y ahora es uno de los baluartes de la empresa… habla de la parte humana detrás de esa fachada. Cuenta historias y si a esto le sumas los demás artículos de interés, generarás leads, engagement, ventas y reconocimiento.

Usa fotografías para apoyar tu historia, fotografías de buena calidad, las puedes sacar tú mismo con una buena cámara o comprar algunas fotografías de stock.

Además todos estos artículos pueden compartirlos en las redes sociales en las que te encuentres presente, así otras personas que ni siquiera te conocen te van a leer.

¿Y ahora?

¡A comenzar ese blog!

Ideas para tu estrategia de marketing

El marketing relacional no es más que “tratar como nos gustaría que nos trataran”. Que te solucionen pronto un problema, un servicio al cliente expedito, respuestas claras, que se respeten los tiempos de entrega, etc.

A continuación te dejamos algunas ideas para implementar en tu estrategia de marketing:

Los regalos y artículos publicitarios son una fuente de dolores de cabeza para el emprendedor (debido a la mala calidad de ellos) y muchas veces queda botado en el cajón a quién se los regala. ¡Un desperdicio! Procura que lo que regales a tus clientes realmente les sea de utilidad, sea algo bueno y no des nada “solo por regalar”. Es tu marca la que está hablando cada vez que entregas un regalo promocional. Una idea pueden ser los llaveros personalizados.

Demórate lo menos posible en contestar las cotizaciones y acusa recibo de tus correos. Es realmente un lujo recibir solicitudes de cotización en tu bandeja de entrada proveniente de tu sitio web. No desperdicies estos potenciales clientes no llamándolos o contestándoles al otro día.

Respeta los tiempos de entrega. Puede parecer muy lógico, pero hay empresas que simplemente no los respetan. Causan rabia y desazón en el comprador y probablemente no te compre más aunque tu producto sea bueno.

Cuida tu servicio al cliente. Algo similar a lo anterior: procura contestar cortésmente, entrena a tu personal a hacer lo mismo, da respuestas claras y precisas a los problemas e inquietudes de tus clientes. Puedes utilizar las redes sociales para apoyar tu gestión.

Usa un blog. Pero anda un paso más allá y entrega un contenido de calidad a través de un blog, el que también se pueda compartir a través de las redes sociales.
No solamente te limites a entregar promociones y mostrar tus productos. Habla de tu marca y de su filosofía. Si te dedicas a vender cerámicas sería beneficioso que también hablaras de tendencias en decoración de interiores y cómo mezclar los colores en las paredes. Si vendes aceite de oliva, por ejemplo, muestra diferentes recetas saludables y que además sea visualmente llamativo.

Cuida tu imagen corporativa. La imagen corporativa y el branding son grandes aliados en tu negocio, no importa si te dedicas a importar productos desde China o tienes una súper tienda online. Debes cuidarla y ella debe transmitir los valores de tu empresa, marca, producto o servicio.